Busque aquí lo que necesite !!!!

29 de julio de 2011

Biografía: Nikola Tesla

Reacciones: 

Nikola Tesla nació el 10 de julio de 1856 en la diminuta villa de Smijan del Imperio Austrohúngaro (Imperio Austríaco desde 1804 a 1867), la actual Croacia. Tesla fue un ingeniero electro-mecánico brillante, inventó la corriente alterna y está considerado el precursor de la industria eléctrica.

Como muchos otros genios, Tesla murió pobre y asfixiado por las deudas en la habitación 3327 del Hotel New Yorker el 7 de enero de 1943. Muchos fueron sus logros entre ellos la invención de la radio o más bien de la transmisión eléctrica inalámbrica.


Fecha de nacimiento: 10 de julio de 1856
Fallecio: 7 de enero
de 1943 (86 años)
Nacionalidad: Austríaco (hasta 1891)
Nacionalidad: Estadounidense (desde 1891)
Campo de estudio: Física, ingeniería mecánica e ingeniería eléctrica
Conocido por Inventos, corriente alterna, motor asíncrono, campo magnético rotativo, radio y tecnología inalámbrica
Premios destacados:
Medalla Edison (AIEE, 1916), Medalla de Oro Elliott Cresson
(1893), Medalla de Oro John Scott (1934)

"El visionario que acertó"

La autobiografía de Nikola Tesla retrata a un genio ensombrecido por Edison y erigido en icono de la cultura popular.

Tesla estudió ingeniería eléctrica en la Universidad Tecnológica de Graz (Universidad Politécnica de Graz en la época) pero abandonó los estudios en su tercer año. Supuéstamente, Tesla disponía de memoria fotográfica y dedicó gran parte de su tiempo a memorizar bastantes libros y manuscritos.


Tesla era un personaje bastante peculiar, entra otras muchas cosas, era capaz de concebir el esquema de cualquier aparato sin necesidad de planos de ningún tipo, tan solo lo imaginaba en su mente con extremo detalle. También decía en su biografía que a veces recibía una especie de flashes y le venían palabras, artefactos o soluciones a problemas a la mente por si solas. Algunos expertos dicen que Tesla podía sufrir de sinestesia, una rara afección que provoca la mezcolanza de dos o más sentidos, es decir, se pueden ver sonidos y escuchar colores (por ejemplo).

Tesla tuvo varios trabajos relacionados con los telégrafos y la energía eléctrica hasta que fue nombrado jefe de eléctricos de la compañía nacional de telégrafos y más tarde ingeniero del primer sistema de telefonía del país. En 1882 partió hacia Francia para trabajar como ingeniero en la Continental Edison Company. En esos mismos años Tesla ideó el motor de inducción y de varios dispositivos (o artefactos) que utilizaban el campo magnético rotatorio y que patentó en 1888.

En 1884 Tesla se desplazó a la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos para trabajar directamente con Edison con una recomendación de Charles Batchelor socio y amigo de Edison. Se dice que en la carta de recomendación que Batchelor escribió se leía:

Conozco dos genios y tú eres uno de ellos; el otro es este joven
Aunque existe bastante controversia sobre si en la carta Batchelor había escrito realmente esas palabras o quizás fueron otras.

Ya en la Universidad, Tesla rechazaba la idea de sus profesores de que era una misión imposible desarrollar motores y generadores de corriente alterna y no se equivocaba. En 1882 encontró la solución al problema al concebir que era posible el uso de corriente alterna para crear un campo magnético rotatorio. Dicho concepto es la base de los motores de inducción.

Para probar su teoría, creó un campo magnético rotatorio sirviéndose de dos circuitos en los cuales las corrientes estaban mutuamente desfasadas. El sistema bifásico de Tesla solucionaba el problema del colector y la generación de chispas de la corriente continua.

Durante ese año y el siguiente, Tesla trabajó para construir un generador y motor bifásicos, no existe representación alguna de sus esquemas para tamaña labor, disponía de todos los detalles técnicos en su mente. A causa de un enfrentamiento con la Continental Edison Company por un plus especial por su trabajo que nunca recibió, abandonó la compañía, vendió sus pertenencias y marchó a Estados Unidos a trabajar con Edison. Obviamente, sus descubrimientos se fueron con él. Si había algo que Tesla no permitía, era que nadie le pisara en lo laboral.

Sobre la muerte de Tesla:

Pocas veces alguien con un sitio tan claro en las enciclopedias ha sido a la vez tan claramente un personaje de novela. Y de película, cómic y videojuego. Ese alguien es Nikola Tesla, un físico serbio nacido en Croacia en 1856 y emigrado a Estados Unidos que terminó prestando su apellido a la unidad de inducción magnética (el tesla), además de ser reconocido en todo el mundo como el hombre que consiguió domesticar la corriente alterna -a través del motor de inducción polifásico- y en su país de adopción como el inventor de la radio. Este último reconocimiento le llegó cuando el Tribunal Supremo decretó que Marconi se había basado para su trabajo en las patentes desarrolladas por Tesla.


Su leyenda empezó a fraguarse el día que murió en el hotel New Yorker

El hecho de que la justicia dictara su fallo en 1943, cuando el científico serbocroata llevaba meses muerto, es solo un ejemplo de lo que el futuro destinaba a su figura. Pese a que sus inventos permitieron iluminar grandes ciudades, enviar la electricidad a miles de kilómetros por primera vez o construir la primera gran central hidroeléctrica del mundo -en las cataratas del Niágara-, su nombre ha quedado ensombrecido por el de Thomas Alva Edison, con el que Tesla llegó a colaborar. El encuentro y desencuentro entre ambos lo cuenta este último en Mis inventos, el texto autobiográfico que, junto al ensayo El problema de aumentar la energía humana, integra ahora el volumen Yo y la energía, traducido por Cristina Núñez Pereira, publicado por Turner y acompañado por una larga y apasionante introducción del periodista y escritor Miguel Ángel Delgado.

"En este volumen hay dos libros: el de Tesla y el de Miguel Ángel Delgado", dijo ayer en la sede madrileña del Círculo de Lectores José Manuel Sánchez Ron. El físico y miembro de la Real Academia Española abrió el acto enseñando un paquete comprado en unos grandes almacenes. Contenía la versión en muñeco de algunos de los grandes héroes de la ciencia y la técnica modernas. Allí entre, Darwin, Madame Curie o Einstein estaba Tesla. El propio Sánchez Ron reconoció que cuando lo vio en la tienda se preguntó: "¿Qué hace este aquí?". Era su manera de reconocer el lugar fronterizo de "un visionario que acertó", un genio que "lo tenía todo para no prosperar como hombre de empresa". Ese "todo" del que habla Sánchez Ron fueron un cuerpo, una personalidad y una inteligencia extremas: de dos metros de altura y políglota desatado -declaró haber estudiado 12 lenguas y llegó a manejarse en no menos de seis-, conjugaba su afán de notoriedad con una misantropía enfermiza que le llevó a mantenerse célibe durante toda su vida y que por momentos le impedía incluso dar la mano a la gente. Amén de rechazar el ofrecimiento de colaboración como ayudantes sin sueldo de futuro premios Nobel de Física. Eso, no obstante, no evitó que el gran mundo frecuentara su laboratorio neoyorquino: de la actriz Sarah Bernhardt a su gran amigo Mark Twain. Un hombre que ha fascinado a escritores como Paul Auster o Thomas Pynchon, que lo han convertido en personaje de sus novelas, o a cineastas como Jim Jarmusch o Christopher Nolan.

Convertido en icono pop, Tesla se ha asomado en los últimos años en cómics, discos, videojuegos y series de televisión, de House a Los Simpson. Ese es uno de los muchos Tesla. El otro es el de la leyenda que empezó a fraguarse el día que murió en la habitación 3327 del hotel New Yorker. El mito dice que el FBI habría recogido sus papeles, que, por supuesto, permanecen en secreto.

A Miguel Ángel Delgado no le hace gracia la teoría conspiranoica porque podría reducir a caricatura a uno de los grandes genios de la historia de la humanidad. Él prefiere subrayar que fue uno de los primeros en "preocuparse por cosas que preocupan mucho ahora, pero nada en su tiempo": la necesidad de explotar energías limpias e inagotables frente a la dependencia del petróleo, el peligro nuclear o la atención a la ecología. Y, por supuesto, "las posibilidades que ofrece la transmisión inalámbrica de electricidad". El futuro parece suyo; el presente, también. La historia, todavía no.

Tesla y la corriente alterna:

En la Universidad, Tesla rechazaba la idea de sus profesores de que era una misión imposible desarrollar motores y generadores de corriente alterna y no se equivocaba. En 1882 encontró la solución al problema al concebir que era posible el uso de corriente alterna para crear un campo magnético rotatorio. Dicho concepto es la base de los motores de inducción.

Para probar su teoría, creó un campo magnético rotatorio sirviéndose de dos circuitos en los cuales las corrientes estaban mutuamente desfasadas. El sistema bifásico de Tesla solucionaba el problema del colector y la generación de chispas de la corriente continua.

Durante ese año y el siguiente, Tesla trabajó para construir un generador y motor bifásicos, no existe representación alguna de sus esquemas para tamaña labor, disponía de todos los detalles técnicos en su mente. A causa de un enfrentamiento con la Continental Edison Company por un plus especial por su trabajo que nunca recibió, abandonó la compañía, vendió sus pertenencias y marchó a Estados Unidos a trabajar con Edison. Obviamente, sus descubrimientos se fueron con él.

La etapa en la que Tesla trabajó directamente para Thomas Alva Edison en Edison Machine Works no fue excesivamente buena, de hecho fue bastante mala para el joven ingeniero croata. Ambos tenían grandes desavenencias puesto que Edison defendía el modelo de generación de energía continua mientras que Tesla defendía el modelo de generación de energía alterna.

Tesla comenzó a trabajar para Edison como ingeniero. Aunque Edison tenía grandes dudas sobre el potencial de Tesla, rápidamente comprobó que Tesla realizaba importantes aportaciones y un gran trabajo en la compañía. Cuando más tarde Tesla sugirió que podía mejorar la eficiencia y reducir el coste de las dinamos de corriente continua que fabricaba Edison, la empresa le ofreció cincuenta mil dólares si lo lograba. Meses más tarde, Tesla mejoró de forma exponencial las dinamos de corriente continua de Edison que se negó a pagar lo prometido aludiendo a que la promesa del dinero era “humor estadounidense“ pero si que patentó, utilizó y se lucró con las mejoras introducidas por Tesla.

Tesla renunció a su trabajo con Edisón cuando solicitó un aumento de salario de 18 a 25 dólares semanales que le fue denegado. Fundó su propia empresa la Tesla Electric Light & Manufacturing pero sus inversores no estaban de acuerdo con sus planes y lo relegaron de sus obligaciones. En los años siguientes, Tesla se vio obligado a trabajar de obrero cavando zanjas (para la compañía de Edison) al no encontrar trabajo de ingeniero para financiar la construcción de su siguiente invento, el motor de inducción sin escobillas alimentado con corriente alterna que presento en 1888 al IEEE. Ese mismo año desarrolló los principios de su bobina de Tesla.

Por esa época Tesla también desarrollo una suerte de tubo de vacío sin electrodo receptor que era capaz de producir rayos X.

George Westinghouse y Tesla

El 16 de mayo de 1888, Tesla fue invitado por la IEEE para dar una ponencia sobre sus sistemas de motores y transformadores para corriente alterna en Nueva York. George Westinghouse enprendedor e ingeniero estadounidense que rivalizaba con Edison por la hegemonía de la incipiente industria eléctrica y que vio en el trabajo de Tesla una mejora significativa de los sistemas de corriente alterna sobre los de corriente continua y su posible aplicación comercial, decidió ofrecerle trabajo.

Los sistemas de corriente continua de Edison no podían distribuir energía más allá de ochocientos metros del generador debido a las variaciones y caídas de voltaje producidas por las resistencias de las líneas de alto voltaje y la corriente que fluía por las líneas.

Puede decirse que Westinghouse fue el único empleador que supo valorar a Tesla y le ofreció aquello que merecía, así que en 1888 Tesla comenzó a trabajar en la Westinghouse Electic & Manufacturing Company en Pittsburgh. En la Exposición Universal de Chicago de 1893, Tesla y Westinghouse presentaron a los asistentes la alimentación de sistemas eléctricos a través de corriente alterna que fue usada para iluminar la exposición en si y fue recibida con gran expectación y muy buena crítica.

Poco después Tesla abandonaba la compañía de Westinghouse puesto que alegaba que no le llenaba ni aportaba nada a su vida el trabajo para terceros apartado de sus necesidades de investigación de sus sistemas de transmisión inalámbrica de energía a grandes distancias.

Tesla, la radio telegrafía y Marconi.

En 1893 Tesla demostró por primera vez la transmisión inalámbrica de energía, y por lo tanto, la posibilidad de la comunicación inalámbrica por ondas de radio. En dicha demostración, Tesla hizo encenderse un tubo de gas Geissler sin que existiera ningún cable entre el generador de energía y el receptor.

Esto ocurría dos años antes de que Marconi lograra su primera transmisión de radio. Marconi recibió el nobel de física de 1909 por el desarrollo de la telegrafía inalámbrica que contaba con más de una docena de patentes de Nikola Tesla. En 1943 la Corte Suprema de Estados Unidos reconoció a Tesla como verdadero inventor de la radio y no a Marconi.

A pesar de que el premio Nobel de física fue otorgado a Marconi por la invención del radio en 1909, la prensa publicó que Edison y Tesla compartirían el premio Nobel en 1915. Cada uno trató de minimizar los logros del otro, y se negaron a ganar el premio, en caso de que fuera compartido. Algunas fuentes afirmaron que debido a este conflicto entre los dos, ninguno lo ganó, a pesar de sus grandes contribuciones a la ciencia.53 54 Antes, se decía que Tesla podía ser nominado para el premio Nobel de 1912. La nominación se debía posiblemente a sus circuitos sintonizados usando transformadores resonantes de alta tensión y alta frecuencia.

La corriente alterna se impone:

Por la misma época, se pretendía implementar el concepto de la energía hidroeléctrica. Así que en 1893 tanto la Westinhouse como la General Electric Company enviaron propuestas a Tesla para implementar sistemas poli-fásicos de corriente alterna. La General Electric Company que era la sucesora de la Edison Electric Company apostaba por los sistemas de generación de corriente alterna, cuando Edison dejó de controlar la compañía adquirió una licencia de uso de las patentes de Nikola Tesla propiedad de Westinghouse. Supongo que esto no le sentó nada bien a Edison.

En 1899 decide mudar su laboratorio y realizar sus investigaciones en Colorado Springs donde investiga sobre alta tensión y mediciones del campo eléctrico. Durante su estancia en colorado (de tan solo ocho meses) Tesla realizó numerosos experimentos pero no hay evidencias de que consiguiera su propósito de transmitir cantidades de energía significativas a largas distancias de forma inálambrica.

Su etapa en Colorado Springs le volvió a dejar en una situación financiera desastrosa aunque hizo importantes descubrimientos como que la resonancia del planeta era de 10 Herzios, un valor bastante exacto para su época, ya que el valor real es de 8 Herzios.

La torre Wardenclyffe


Tesla inició si proyecto más ambicioso, una torre gigante y un laboratorio con la finalidad de establecer una comunicación inalámbrica mundial. Para llevar a cabo tan ambicioso proyecto necesitaba de financiación pero no pudo obtenerla de sus anteriores mecenas. Esta vez fue John Pierpont Morgan quien le ofreció ciento cincuenta mil dólares para construir la torre y los dispositivos necesarios en Wardenclyffe, Long Island a cambio del control de las patentes que Tesla aún conservaba. Morgan tenía participación en la General Electric.

Mientras en 1901 la Torre Wardenclyffe aún estaba en construcción, Marconi consiguió enviar señales telegráficas inalámbricas a través del océano atlántico usando una tecnología mucho más simple y barata. En 1906 tuvo que detener por completo la construcción de la Torre Wardenclyffe debido a su total insolvencia. En 1915 la torre fue entregada a sus acreedores que fue dinamitada para obtener su valor en chatarra.

Se especula que ideó un sistema de transmisión de electricidad inalámbrico, de tal suerte que la energía podría ser llevada de un lugar a otro mediante ondas de naturaleza no hertzianas[cita requerida]. Dicho sistema se basaría en la capacidad de la ionósfera para conducir electricidad, la potencia se transmitiría a una frecuencia de 6 Hz con una enorme torre llamada Wardenclyffe Tower, para valerse de la resonancia Schumann como medio de transporte. Hoy día se sabe que esta frecuencia es de 7,83 Hz y no de 6 . En los últimos años muchos son los que han intentado repetir el experimento, con poco o nada de éxito.

Tesla nunca consiguió realizar ninguna transmisión inalámbrica desde Wardenclyffe ni pudo desarrollar su sistema de distribución energética.

El Aeropuerto de Belgrado lleva el nombre de Tesla.


Nombre Oficial:
Aeropuerto de Belgrado Nicola Tesla (Belgrade Nikola Tesla Airport)

Código IATA:
BEG

Inauguración:
1947



No hay comentarios.: