Busque aquí lo que necesite !!!!

14 de julio de 2010

Testimono sobre el Golfo de México

Reacciones: 
“Poco a poco están envenenando a todas las personas que he querido”

Lo siguiente son pasajes del testimonio de Kindra Arnesen de Venice, Luisiana, durante la Cumbre de Emergencia sobre el desastre del petróleo en el Golfo que se llevó a cabo el 19 de junio en Nueva Orleáns. Arnesen ha sido una voluntaria en las operaciones de limpieza que BP ha organizado. Se puede ver el video de este testimonio en YouTube. (Ver video al final del post)

Cuando esto empezó realmente no sabía qué hacer, a quién preguntar, quién iba a dar respuestas. El primer día que nos presentaron a alguien de BP, entraron a nuestro edificio y dijeron: “BP maneja los negocios como se debe”. ¿Lo creen? “BP maneja los negocios como se debe”. Bien, 61 días más tarde, parece burla.

En las últimas semanas he oído, en las reuniones de Operaciones, “Tenemos que recortar los gastos”. De veras, así dijeron. Casi brinco del asiento la primera vez que lo oí… Tienen lo que llaman caballitos y globos. Bueno, yo solamente he visto caballitos y globos en el circo. Como a una semana y media de empezar, aprendí lo que significan caballitos y globos. Significa que cada vez que se acerque un funcionario importante a los alrededores de Venice, despliegan todos los recursos en los lugares más afectados. Llega el funcionario, baja del avión, nos da palmaditas y dice: “Buen trabajo, muchachos”. Cuando desaparezca el funcionario de las zonas más afectadas, desaparecen también el 75 ó 80 por ciento de la respuesta…

Para esa gente somos prescindibles. No valemos…

Ahora voy a tratar un poquito los problemas de salud. He durado horas tras horas tras más horas en reuniones con los funcionarios de seguridad de BP. He durado una reunión de una hora con 45 minutos con el funcionario de seguridad de las Guardacostas, tanto en el puesto de mando de Houma como en la OSHA [Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del gobierno federal]. Para obtener un respirador para nuestros respondedores —así toca a todos, no sólo nuestros respondedores sino gente en la calle, todos los afectados—, primero, uno tiene que llenar un cuestionario de la OSHA. Segundo, tiene que hacer una evaluación física por un profesional de salud. Pero la EPA [la Agencia de Protección Ambiental del gobierno federal] está chequeando el aire, y nos dice que todo está bien, que está a todo dar…

Quisiera que una ley dictara que los voluntarios tienen el derecho de usar un respirador propio. Pero, como sabemos todos, BP se ha apoderado de nuestro Golfo. BP reina ahorita. A la hora de la hora, ¡son los encargados de manejar esta situación! ¡No pueden ni siquiera manejar su propia compañía, y ahora están manejando esta respuesta! ¡Me sacan de onda!

Entonces la gente no puede usar su propio respirador, porque si no tiene el entrenamiento apropiado… BP dice que se necesita el entrenamiento adecuado para usar un respirador. Dice que están dispuestos a proveer respiradores y el entrenamiento; pero que “todo está bien” y no se necesitan respiradores. ¿Y el “derecho” de usar un respirador propio? ¿A ver? Si no acatas las reglas de BP, quedarás sin trabajo. Así me dijeron.

Bueno, yo les pedí que hablaran de los siete hombres [heridos] que fueron llevados al hospital. Les pregunté si tenían libertad para discutirlo conmigo y me dijeron: “Sí señora, la tenemos”. Creo que esos tipos no sabían con quién estaban tratando. La primera respuesta, del Sr. Hayward: intoxicación por alimentos. Cuatro barcos diferentes, alejados unos a otros — intoxicación por alimentos. La segunda respuesta fue postración por el calor. Luego, hacía una semana el miércoles cuando me reuní con OSHA y el funcionario de seguridad de BP, el de OSHA me informó que los cuatro barcos habían rociado con Pinesol por todo el barco y luego respiraron los gases todo el día y eso fue lo que causó la intoxicación química.

Mira, he andado en barco toda mi vida. Cuando rociamos algo en un barco, lo enjuagamos inmediatamente. Cuidamos el barco. Nos cuidamos. Simplemente fue una mentira de lo más peluda.

A mis hijos les salieron cuatro sarpullidos. Le salió un sarpullido a mi hija, me la llevé a Florida y se le quitó como arte de magia. La traje otra vez y le salió de nuevo. Me fui y se le quitó. Ahora se le salió de nuevo. Sin mencionar que mi hermosa hija, que siempre goza de buena salud y saca puros “dieces”, mi hija guapísima sufre de una doble infección del oído y problemas de la vía respiratoria superior.

Salí y fui a Baton Rouge, y ya cuando venía manejando de regreso a casa, ella empezó a carraspear de lo pegajoso del aire, de la irritación de la vía respiratoria superior. Sabes, el resultado final es que esta mañana me comuniqué con la Señorita Marla Cooper del distrito de Plaquemines, es una persona maravillosa, y le dije, Señorita Marla, tenemos que pedir una evacuación de nuestra zona. No podemos permitir que nuestros residentes queden aquí como en medio de — estamos, esta cosa está rodeando mi casa en los tres lados. Salgo por la puerta y hay una bruma. Los llaman “días de aire malo”. Nos dicen que no salgamos, que quedemos adentro con el aire acondicionado prendido.

Bueno, ¿por qué tenemos que quedarnos encerrados en la propia casa? ¿Realmente creen que eso iría a funcionar? ¿Realmente creen que va a mejorar la situación? No, para nada. De dónde creen que viene el aire que está dentro de la casa — desde fuera de la casa. Esa gente, no dejan de sorprenderme. Vaya qué falta de humanidad. Yo sé que mi distrito sólo tiene el 2% de la población de Luisiana. Pero, ¿por eso mi gente es prescindible?

¡Es inaceptable! Poco a poco están envenenando a todas las personas que he querido en toda mi vida. Aquí estoy de pie para decir, basta ya. Si levanto ampollas y ofendo a algunas personas, pues ni modo. No me importa. Mi gente me importa más que su resultado final financiero. Y eso es mi resultado final.

Ver video en inglés




No hay comentarios.: